El glaciar Perito Moreno Comenzo a brindar su espectáculo: Su imponente rompimiento

La pared de hielo que cierra el Canal de los Témpanos desde el año pasado, cuando el glaciar Perito Moreno tocó la Península de Magallanes, originó ya un desnivel de seis metros entre el lago Argentino y su brazo Rico, cuyas aguas siguen subiendo y presionarán hasta derribarla.

Aunque el proceso que culmina en un espectáculo que maravilla al mundo ya está en marcha, no es posible predecir cuándo ocurrirá porque depende de factores climáticos y la flotabilidad del hielo, dijo a Télam el intendente del Parque Nacional Los Glaciares, Carlos Corvalán, quien ve aún el dique “muy firme y un proceso diferente” al que en otros años llevaron al rompimiento.

Corvalán, un mendocino de 55 años que el lunes último cumplió 15 en el mayor parque nacional del país -726.900 hectáreas en el sudoeste de Santa Cruz, con unos 350 glaciares, 13 entre los más conocidos- refirió que el desnivel medio al momento de la ruptura es de unos 10 metros, pero que hubo ocasiones en las que fue de más del doble.

En los 80 el brazo Rico subió 25 metros y anegó las tierras circundantes de tal modo que años después se podían ver aún las lengas derribadas por el agua, que tras la ruptura inundó también algunas áreas de El Calafate, la villa turística emplazada en la margen sur del lago, a 50 kilómetros del ingreso al parque.

El fenómeno supo tener un régimen de cuatro años, con cierre del Canal de los Témpanos en primavera y rompimientos en verano.

Pero hace tiempo que eso cambió: hubo un largo lapso entre las rupturas de 1988 y 2004 y luego se dieron cada dos años, en 2006 y la última el 9 de julio de 2008, en pleno invierno.

El calor, que acelera el deshielo y debilita la pared congelada, favorece ese proceso pero no lo define.

El “momento crítico” lo marca la flotabilidad del hielo, cuando el dique se despega del fondo y por debajo comienza a fluir el agua, explicó a Télam Luciano Benacchi, director del Glaciarium inaugurado hace un año a la salida de El Calafate hacia el parque.

Ese Museo del Hielo Patagónico sintetiza a través de imágenes, filmes -uno en 3D-, infografías, maquetas y textos, el origen de la Tierra y las etapas glaciares, de las cuales el Moreno y otros colosos como el Upsala y el Viedma, en el mismo parque que en 1981 fue reconocido por la Unesco como Patrimonio Natural del Mundo, son vestigios milenarios.

Un recorrido por el Glaciarium brinda al turista la información necesaria para comprender cómo se formaron esas enormes moles, cuya observación conmueve y paraliza, y valorar su importancia como reservorios de agua y punto de investigación sobre el cambio climático, entre otros aspectos.

Corvalán indicó que también puede ocurrir que parte del frente del glaciar se apoye más en tierra y el dique que tapona el canal se haga más grueso y pesado ofreciendo mayor resistencia, lo que demoraría el rompimiento.

El Perito Moreno es, sin embargo, una maravilla natural más allá de esa faceta impresionante: el gigante que baja de los Andes al lago Argentino, donde exhibe su frente de 5 kilómetros de ancho y 60 metros de altura, es suficiente atractivo en cualquier momento del año.

Contenido por los cerros, el río de hielo desciende de las altas cumbres como una enorme masa blanca matizada por el oscuro de las rocas que arrastra (bloques erráticos), los nunatacs (afloramientos rocosos) y los múltiples tonos de azul en las grietas y aristas de su superficie y frente.

Un moderno sistema de pasarelas de casi 5 kilómetros con varios balcones y un paseo costero por el Canal de los Témpanos permite observarlo desde distintos ángulos, igual que los safaris náuticos en torno a éste y otros glaciares.

La oferta incluye, para los más osados, caminatas guiadas sobre el hielo del Perito Moreno.

Con sus 254 kilómetros cuadrados de superficie y 31 kilómetros de largo, el Moreno es famoso por el estremecedor espectáculo que brinda la ruptura, pero no es el más grande: antes están el Viedma (977 kilómetros cuadrados, 70 kilómetros largo) y el Upsala (765 y 55, respectivamente), otros de los principales atractivos del parque.

La superficie del glaciar supera en 30 kilómetros cuadrados la suma de los territorios de los pequeños estados europeos de Andorra (160), San Marino (61,2), Mónaco (2) y Ciudad del Vaticano (0,44), en donde viven en total unas 143.000 personas, poco más que la mitad de la población total de Santa Cruz según datos del censo 2010.

El Perito Moreno se muestra diferente por los juegos de luces y sombras según la estación del año y la luminosidad del día. Otra cosa es de noche, cuando ya no hay visitas y ofrece -en una intimidad reservada a los guardaparques- su magnífica belleza.

En el frío atardecer de mediados de febrero, las nubes que se fundían con el hielo tapaban las cumbres andinas y daban al blanco conjunto indescriptibles texturas de las que sólo se diferenciaban los nunatacs, los filos rocosos de las veladas montañas y las crestas azules en la agrietada superficie del coloso.

Anuncios

El gran caudal del Iguazú arrastró dos pasarelas

Parte de las pasarelas que conducen a la Garganta del Diablo, el más espectacular de los saltos de las Cataratas del Iguazú, fueron arrastradas por la última creciente del río , la semana pasada, lo cual impide el acceso al mirador. Si bien el daño no es importante, la empresa concesionaria de los servicios, Iguazú Argentina, debe esperar un descenso del caudal para realizar la reparación, que demanda una semana de trabajo.

El agua desprendió y arrastró hasta el fondo del río dos tramos metálicos de pasarelas de 12 metros cada uno . Los turistas pueden realizar sólo una aproximación al salto, ya que el daño está 200 metros antes del balcón.

La semana pasada el caudal del río Iguazú alcanzó los 14.800 metros cúbicos por segundo –diez veces más del habitual–, lo cual obligó a cerrar la pasarela a Garganta del Diablo por cuestiones de seguridad. El viernes, la creciente superó el nivel de la pasarela y provocó el desprendimiento de los tramos 97 y 98, lo cual está previsto para estos casos.

A mediados de 2007 el río Iguazú incrementó su caudal hasta llegar a los 15.600 metros cúbicos , lo cual provocó el desprendimiento de cuatro tramos de pasarelas. Cada una de esas estructuras metálicas pesa 4,5 toneladas.

Hoy ocurrirá un eclipse de Luna inusualmente largo

Un larguísimo eclipse total de Luna, de unas seis horas de duración, ocurrirá hoy y podrá ser apreciado en parte de Sudamérica, Europa, Asia, Africa y Australia.

El Observatorio Astronómico de Funes precisó que el fenómeno, el primer contacto con la sombra de la Luna, se iniciará a las 15.22 y el comienzo de la fase total será a las 16:22. El máximo del eclipse tendrá lugar a las 17.12, mientras que el fin de la fase total será visible a las 18.02. El último contacto con la sombra se apreciará a las 19.02 y el último contacto con la penumbra será a las 20.

El observatorio, instalado en la autopista Rosario-Córdoba, en el acceso a Funes, se podrá seguir el fenómeno con singular detalle desde las 17.30.

Los mejores lugares para ver el eclipse lunar serán la zona sur del continente asiático, el este de Europa y, en especial, el noreste de Africa.

Sin embargo, los habitantes del resto de Europa, así como de Sudamérica y el oeste africano también podrán observarlo en su parte final.

En cambio, en América del Norte y Centroamérica no será visible debido a que cuando ocurra será de día en dichas latitudes.

Para apreciar el fenómeno, que se producirá en la constelación de Ophiucus (entre Escorpio y Sagitario) habrá que mirar en dirección este/ noreste, sin que sea necesario utilizar filtros, porque los eclipses lunares no dañan los ojos.

Tampoco hace falta un telescopio, porque a condición de que haya buen tiempo, se verá a simple vista.

Los eclipses reconocen siete fases en su desarrollo, desde que nacen hasta que desaparecen, y en este eclipse total de Luna, que será de magnitud 1,700, cada fase tendrá una duración considerable.

Por razones horarias, en la mitad este de Argentina podrán apreciarse las últimas tres etapas, en tanto que los habitantes de la mitad oeste observarán sólo las últimas dos.

Al estar en el extremo este, la provincia de Misiones será una de las más favorecidas para visualizar el eclipse.

De sol, no

No habrá este año eclipses totales de Sol, pero sí parciales. Ya ocurrieron dos y el próximo será el 1 de julio.

Fuente:lacapital.com.ar

Llegó la ‘Hora del Planeta’

La campaña La Hora del Planeta, puesta en marcha en 2007 por la organización WWF con el objetivo de ayudar a la lucha contra el cambio climático, plantea apagar las luces entre las 20:30 y las 21:30 horas, y va a ser secundada mañana por 4.000 ciudades de 130 países de todo el mundo.

En Colombia, el 26 de marzo, entre 8:30pm y 9:30pm, las personas que quieran sentar un precedente frente al cambio climático, podrán apagar las luces de sus casas, empresas e instituciones.

“Esos 60 minutos sin luces serán un acto simbólico y a la vez un recordatorio de que, cada día, cada hora, en nuestras vidas cotidianas, podemos apagar las luces que no necesitamos, desconectar los aparatos cuando no estamos usándolos, ahorrar agua y pensar en la protección del planeta”, ha manifestado el presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

Según la WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), organización promotora del evento, “al animar a individuos, empresas y gobiernos a comprometerse y actuar en favor de la sostenibilidad y demostrando tal compromiso al apagar las luces durante una hora concreta, la Hora del Planeta estará lanzando un poderoso mensaje de esperanza de lo que podemos lograr si actuamos juntos. Esto inspirará a otros para que se unan al objetivo final de conseguir un mundo más sano”.

En España, específicamente en Sevilla, Madrid y Barcelona, se va a celebrar la II carrera por el Planeta, y el muñeco ‘Pocoyó’, la mascota oficial del evento, se tomará fotos y jugará con los niños en estas dos últimas ciudades.

A la campaña se ha unido este año el equipo de fútbol Real Madrid que apagará el estadio Santiago Bernabéu, además de empresas, organismos públicos, partidos políticos, universidades, grandes centros comerciales, cadenas hoteleras o restaurantes.

Además, un centenar de jóvenes actores españoles han aportado a la página web de la organización WWF un mensaje en el que invitan a todos a sumarse mañana a la inicitiva “La Hora del Planeta”, que consiste en apagar la luz durante una hora para unir fuerzas en la lucha contra el cambio climático.

 

Fuente:caracol.com

Día Mundial del Árbol

El Día Mundial del Árbol fue instaurado por el Congreso Forestal Mundial celebrado en Roma en 1969 y es ocasión propicia para recordar su importancia. Los árboles están junto al ser humano desde el principio de nuestra historia, por lo que sus beneficios son conocidos y aprovechados desde hace miles de años, aunque no por eso, olvidados también.
Los árboles resultan absolutamente esenciales para la vida de nuestro planeta: purifican el ambiente al oxigenar el aire, proporcionan sombra, mejoran sectores erosionados, humedecen el ambiente, reducen el ruido, son capaces de temperar el lugar donde se encuentran, ya que provocan sensación de frescura y humedad, incluso deteniendo las heladas con su follaje; producen alimentos y múltiples recursos, además de ser el hogar de muchos pájaros.

Los árboles están junto al ser humano desde el principio de nuestra historia, por lo que sus beneficios son conocidos y aprovechados desde hace miles de años, aunque no por eso, olvidados también.

El sentir que predominó en las culturas ancestrales fue la de un mundo encantado. El entorno era un lugar de pertenencia, de correspondencia. El hombre estaba ligado a la naturaleza y esta relación le daba significado a su vida. Las montañas, los ríos y las nubes eran contemplados como algo maravilloso y con vida. Dentro de este concepto, el árbol tenía un sentido sagrado para ellos: representaba una vida inagotable, los bosques eran inmortales al perpetuarse a través de los siglos, al ser fuente inagotable de recursos para la humanidad.

El canelo para los mapuches, la Ceiba para los mayas o la encina entre los celtas, demuestran la relación de respeto que tenía el hombre con su medio ambiente. Para ellos, el árbol sagrado es el eje de su mundo, un puente de trascendencia entre el mundo terrenal y espiritual.

Hoy, el hombre ha perdido su capacidad de encantarse, al resolver todo por medio de la razón, ha pretendido ser medida de todas las cosas cuando sólo es parte de un ecosistema mayor, ha olvidado mirar su alrededor y sorprenderse por el renacer de las flores en primavera, por el canto de las aves, por el baile sutil de las hojas en otoño.

Pilar fundamental de este reencantamiento del mundo es educar a las nuevas generaciones con principios integrales que valoren la importancia de los bosques más allá de las variables económicas. Educar para un cambio cultural, donde el hombre forme parte de un ecosistema que involucra a toda la naturaleza, y donde el bienestar de todos sus componentes nos llevará a mejorar la calidad de vida, y a frenar la destrucción del planeta y de nosotros mismos.

El Día del Árbol puede ser la excusa para reflexionar cómo la vida moderna nos ha llevado a olvidarnos de que sólo somos parte de un ecosistema mayor, a recuperar esa unión sagrada con todos los seres de la naturaleza y a tener una conducta más respetuosa con nuestro entorno.
Reflexionar cómo cada uno de nosotros puede ayudar a este cambio: los profesores, como agentes multiplicadores, pueden educar sobre las funciones e importancia de los bosques, la importancia de su protección y conservación, e incorporar en los currículos la educación ambiental; las organizaciones ambientalistas, a través de la educación no formal, pueden generar tomas de conciencia en torno a los problemas locales y globales de los bosques, y del deterioro del medio ambiente; los gobiernos deben generar políticas de desarrollo sustentable para la explotación de los bosques nativos, fomentar la producción a largo plazo y de bajo impacto ambiental, y promover el desarrollo de actividades alternativas como ecoturismo, artesanía, recolección de plantas medicinales, evitando proyectos con impacto irreversible en los bosques.

Complejos ecosistemas

Un solo árbol es un complejo ecosistema que mantiene a numerosas especies de invertebrados (insectos, arácnidos, miriápodos), así como vertebrados (aves, reptiles y mamíferos), que encuentran en él su alimento, por medio de las hojas, yemas, brotes o frutos, y refugio.
Sobre su corteza crecen hongos, líquenes y plantas parásitas (que se nutren de su savia) y epifitas (crecen sobre ellos, pero no les hacen daño), como las lianas, que los utilizan como punto de apoyo para acceder a las alturas donde abunda la luz.

Entre las raíces abundan las larvas de los insectos, gusanos que viven en el subsuelo, los ácaros y los roedores.

En las regiones frías, las coníferas mantienen a roedores y aves. En las sabanas de África son fundamentales en la dieta de los herbívoros ramoneadores (que son aquellos que se alimentan de las hojas y de los brotes de las ramas). En las selvas contribuyen a formar un ambiente húmedo donde se multiplican plantas y animales. En las zonas templadas, el árbol es una de las mayores fuentes de riqueza, en el ámbito de la explotación forestal.

Valor económico

Para el hombre, el árbol tiene un importante valor económico, ya que de él obtiene distintos materiales comercializables. La madera se utiliza como tablas para la construcción; su pulpa permite la confección de una gran diversidad de papeles; además proporciona el corcho, las resinas y el látex -líquido segregado por algunos árboles, como el del caucho-, las gomas, los barnices, el tanino y la cola.

A todo lo anterior, hay que sumar la importancia de los árboles frutales, cuyo cultivo se inició la primera vez que se plantaron semillas deliberadamente. Desde entonces, se han mejorado las calidades y creado nuevas variedades. Por ejemplo, de la manzana, que en su forma silvestre es pequeña y amarga, el hombre ha creado más de mil variedades, mucho más grandes y dulces.

Año Nuevo con doble luna llena

https://i0.wp.com/www.tarotistas.com/secciones/esoterismo/images/luna_llena.jpgQuien se asome a mirar el cielo esta noche de fin de año será testigo de un acontecimiento raro relacionado con la Luna: se mostrará grande y redonda por segunda vez en el mismo mes, un fenómeno que ocurre cada 19 años durante la última noche del año.

Esto significa que la Luna, el satélite natural de la Tierra, pasará por su fase de plenilunio o luna llena dos veces en este mes que termina hoy. “No significa que la Luna se encuentre más distante o más brillante. Sólo que será la segunda vez que vemos Luna llena en el mismo mes”, explicó a Clarín el licenciado en astronomía Roberto Venero, secretario de extensión del Observatorio de la Universidad Nacional de La Plata.

Las fases lunares son las diversas formas en que la cara lunar que mira a la Tierra es iluminada por el Sol. Las cuatro más importantes son Luna Nueva, Cuarto Creciente, Luna Llena y Cuarto Menguante. Esas fases se repiten para los mismos días del año al cabo de 19 años. Aunque puede suceder que exista una diferencia de 1 ó 2 días, dependiendo del número de años bisiestos en el período y de las perturbaciones sobre la Luna, según explican en la página del Servicio de Hidrografía Naval de Argentina.

La fase de luna llena se produce cuando nuestro planeta se encuentra situado exactamente entre el Sol y la Luna. Acontece cada 29 días y medio y la mayoría de los años tiene 12 lunas llenas.

En promedio, una luna llena extra en un mes se presenta cada dos años y medio. Pero este mes de diciembre de 2009 vendrá con dos lunas llenas para fin de año. Una de ellas ya se pudo observar el 2 de diciembre pasado, y hoy se verá la segunda (si las nubes la dejan ver).

Los astrónomos recuerdan que hubo una doble luna llena o plenilunio durante mayo de 2007. En tanto, la última doble luna llena que ocurrió en el último día del año se había dado en 1990, y la próxima será en el año 2028.

Fuente: Calrín