Irene afecta al US Open

El US Open, último Grand Slam del año, ese que Juan Martín del Potro ganó en 2009 y que este año lo vuelve a tener dentro de sus figuras tras una lesión de muñeca, podría verse afectado por el huracán Irene, que se espera que llegue a Nueva York el domingo por la tarde con vientos superiores a los 175 km/h.

Según la organización del evento, las actividades que estaban previstas paras la jornada de mañana, como el tradicional Arthur Ashe Kid’s Day, fueron canceladas y si bien se mantiene la fecha del arranque del Grand Slam -programada para el lunes- aún no sabe si se deberá modificar el cronograma.

El temporal previo al huracán ya afectó los planes del torneo, que se juega todos los años en el en el USTA Billie Jean King National Tennis Center, en Flushing Meadows, Nueva York. Los partidos de la qualy debieron ser reprogramados como consecuencia de las fuertes lluvias que afectaron la zona.

Entre el aburrimiento, los chistes y el entrenamiento. Varios de los argentinos que se encuentran en Estados Unidos para disputar el Grand Slam contaron cómo viven la espera de Irene por medio de la red social Twitter. Fiel a su estilo, Juan Ignacio Chela se lo tomó con humor. “Si Irene se lleva algunos top ten volando puedo subir algunos puestos”, publicó el Torino. “Apurate que viene Irene,corre Isabeeeeeeeeeeeel”, comentó un rato antes parafraseando al Tano Pasman, el hincha de River famoso por putear.

Por su parte, Horacio Zeballos expresó en su Twitter algo más parecido a la resignación y el aburrimiento. “Domingo club cerrado por huracán! A comprar comida y quedarse en el hotel. Que garron!!”, escribió Cebolla, que debutará contra el italiano Fabio Fognini. Por último, Del Potro subió un video en donde se lo puede ver entrenando bajo la lluvia. “Había que entrenar de todas formas…que manera de mojarme! jaja Espero les guste, gracias por sus mensajes!!”, publicó el miércoles.

Anuncios

Argentina igualó con Bolivia en su debut en la Copa América

Sin brillar, la Selección Argentina empató 1 a 1 ante Bolivia en el estadio Ciudad de La Plata, en el encuentro inaugural de la Copa América 2011. La visita se puso en ventaja con un tanto en contra de Ever Banega (tras un taco de Edivaldo Rojas) y Sergio Agüero, que ingresó en el segundo tiempo, igualó para el elenco de Sergio Batista. El próximo compromiso será el miércoles, ante Colombia.

Para el debut en la nueva edición de la Copa América, Sergio Batista apostó por un esquema clásico, con cuatro jugadores en el fondo, tres volantes, más Lavezzi y Tevez, como extremos, responsables de la sociedad ofensiva con Lionel Messi.

Y el equipo argentino tardó dos minutos en generarle peligro al arco defendido por Carlos Arias, porque Messi metió el balón en el área, en un tiro libre, y Tevez apareció libre, para colocar un cabezazo que se fue desviado.

La postura de Bolivia no arrojó sorpresas, porque juntó defensores y mediocampistas cerca de su propia área, para no dar ventajas, mientras que Marcelo Martins representó el protagonista de una mínima apuesta del contraataque.
Para el debut en la nueva edición de la Copa América, Sergio Batista apostó por un esquema clásico, con cuatro jugadores en el fondo, tres volantes, más Lavezzi y Tevez, como extremos, responsables de la sociedad ofensiva con Lionel Messi.

Y el equipo argentino tardó dos minutos en generarle peligro al arco defendido por Carlos Arias, porque Messi metió el balón en el área, en un tiro libre, y Tevez apareció libre, para colocar un cabezazo que se fue desviado.

La postura de Bolivia no arrojó sorpresas, porque juntó defensores y mediocampistas cerca de su propia área, para no dar ventajas, mientras que Marcelo Martins representó el protagonista de una mínima apuesta del contraataque.

Al equipo de Batista le costó armar sociedades positivas entre los volantes y los delanteros y la confusión argentina animó a los bolivianos, que a los 21 minutos llegaron con peligro sobre los dominios de Romero con un remate de Rojas.

Hasta que Messi decidió tirarse unos metros atrás para armar juego y a los 25 minutos, de su zurda mágica partió un pase preciso para Lavezzi, quien entrando por derecha remató cruzado, cuando su única oposición era el arquero Arias.

A la media hora de juego, Messi se inspiró nuevamente, habilitó a Tevez, pero el remate del atacante del Manchester City de Inglaterra, al primer palo, fue desviado por Carlos Arias al tiro de esquina.

Lejos del brillo que se esperaba para su rendimiento, las aproximaciones más peligrosas de la Selección Argentina en el primer tiempo dependieron de la magia de Messi y de las proyecciones de Marcos Rojo, sobre el sector izquierdo.

A los 32 minutos, en otra maniobra que tuvo a Messi como protagonista, Arias entregó un error inesperado, y Cambiasso estuvo cerca de marcar al tomar el rebote largo del arquero de Bolivia.

En el complemento, de entrada, llegó el baldazo de agua fría para el elenco argentino, porque en un tiro de esquina, Rojas desvió el balón con el taco, pero fue Banega se demoró en rechazar junto al primer palo, confundió a Romero y con ese accidente, Bolivia se puso 1 a 0 en el marcador.

Con esta circunstancia, Argentina aumentó el ritmo de juego y tuvo dos situaciones claras en los pies de Lionel Messi y Angel Di María, quienes no le acertaron al arco en sus definiciones.

En el medio, a los 20 minutos, Bolivia contó con la gran chance de ampliar la diferencia, cuando Martins quedó mano a mano con Romero, y el arquero argentino le ganó el duelo en dos situaciones consecutivas.

Con más ambición que ideas futbolísticas, el equipo de Batista lo buscó por arriba, por abajo, y especialmente gracias a la inyección de profundidad que le otorgó Agüero, que entró por Lavezzi.

A los 30 minutos, Burdisso la bajó de pecho en el área y Sergio Agüero facturó con un remate alto cruzado, que dejó sin respuestas a Arias, para poner el 1 a 1.

En el tramo final del juego, los dirigidos por Batista tuvieron un par de llegadas de riesgo pero chocaron contra su propia impotencia y el empate fue el castigo para un rendimiento irregular e inesperado.

Tras el empate ante Bolivia, el equipo de Batista continuará su actividad en el grupo ante Colombia en la cancha de Colón de Santa Fe, el miércoles 6, y cerrará frente a Costa Rica, el lunes 11 en Córdoba.

En caso de clasificarse primera en su zona, Argentina jugará cuartos de final nuevamente en Córdoba contra el mejor tercero, el sábado 16. Después, si no logra ese lugar de privilegio, tendrá que el futuro más complicado en la competencia.

La síntesis:

Argentina: Sergio Romero; Javier Zanetti, Guillermo Burdisso, Gabriel Milito y Marcos Rojo; Ever Banega, Javier Mascherano y Esteban Cambiasso; Ezequiel Lavezzi, Lionel Messi y Carlos Tevez. DT: Sergio Batista.

Bolivia: Carlos Arias; Lorgio Alvarez, Ronald Raldes, Ronald Rivero y Luis Gutiérrez; Jaime Robles y Walter Flores; Joselito Vaca, Edivaldo Rojas y Jhasmani Campos; Marcelo Martins. DT: Gustavo Quinteros.

Goles en el segundo tiempo: 2’ E. Banega (A), en contra, 30’ Agüero (A).

Cambios en el segundo tiempo: Al reinicio, Angel Di María por Cambiasso (A), 18’ José Luis Chávez por Vaca (B), 25’ Sergio Agüero por Lavezzi (A), 44’ Rudy Cardozo por Rojas (B).

Amonestados: Tevez, Lavezzi (A); Walter Flores, Rivero, Gutiérrez, Chávez (B).

Árbitro: Roberto Silvera (Uruguay).

Estadio: Ciudad de La Plata.

Fuente:telam

Con gran esplendor, arrancó la Copa América

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La ceremonia arrancó con un show de luces multimedia. Luego, Diego Torres entonó la canción oficial. La Presidenta no estuvo presente.

Entre los artistas invitados estuvieron la megaestrella brasileña Ivete Sangalo y la banda boliviana Azul Azul, que lleva vendidos más de 20 millones de discos en su país. El show duró cerca de 20 minutos dentro del campo de juego del estadio Único de La Plata.

 La ceremonia llevó el nombre de “El origen del mundo” y estuvo basada en los cuatro elementos esenciales, como el fuego, el aire, la tierra y el agua. Cerca de 250 personas (contando a técnicos, bailarines artistas) y un show de luces de primer nivel, con proyectores que ocuparon los 280 metros cuadrados de la cancha.

 Diego Torres cantó “Creo en América”, la canción oficial de la Copa América. El espectáculo en sí representó el origen del mundo hasta llegar, con el paso del tiempo, a la creación de un campo de juego de fútbol.

Luego de unos minutos de la finalizacion de la ceremonia de apertura, se dio comienzo al partido inagural Argentina-Bolivia. Mientras que Soledad Pastoruti Entonó las estrofas de nuestro Himno Nacional Argentino, y grupo Azul Azul las estrofas de la canción patria de Bolivia.

La “tragedia” de river recorre los medios internacionales

“River se va al infierno”, fue una de las frases elegidas, y de las más fuertes, para graficar la situación que ocurrió con los jugadores que dirige Juan José López. El periódico español Marca eligió ese título, como también así lo hizo La Gazzetta dello Sport, matutino italiano.

Por su parte, en México, la publicación Milenio apeló al “Dejan de ser Millonarios” para informar a los internautas que acceden al sitio. Además, mencionó la invasión de fanáticos y los disturbios, que impidieron la culminación en forma normal de los 90 minutos de juego regulares.

Usa Today, pese a que en ese territorio el fútbol no represente el deporte más popular y de mayor interés, escribieron sobre la pérdida de categoría de River y lo califican como un “equipo legendario”. También destacaron que el hecho pasó por primera vez en los 110 años de la institución.

El diario As de Madrid cubrió las alternativas al instante del encuentro que se disputó en el Antonio Vespucio Liberti y aclaró con su formalidad habitual cada uno de los datos e informaciones que se mencionaron: “River empata y desciende a la B Nacional”.

“River consuma el descenso más trágico”, eligió El Mundo de España, mientras que El País optó por “El infierno de River”.

En Latinoamérica también se hicieron eco de la derrota de River. El diario El País de Uruguay también calificó de “histórico” que el club argentino haya perdido la categoría, mientras que Emol, de Chile, lo hizo con “debacle total”.

El Tiempo colombiano informó: “River Plate, uno de los más grandes de Argentina, descendió a la B”. En Brasil, tanto O Globo como Folha de Sao Paulo dieron cuenta de la caída del River.