Hay Una Nueva Internet

Video

Parece que prácticamente ningún usuario de Internet lo notó, pero el miércoles 8 se llevó a cabo una inmensa prueba sobre la red informática mundial: se testeó un nuevo protocolo técnico –el IPv6– que sacará a Internet de su actual cuello de botella y le permitirá seguir creciendo sin limitaciones a la vista, dando lugar así a que se conecte a ella casi cualquier dispositivo.

En efecto, el 8 de junio de 2011 probablemente quede en la historia de Internet como un día de trascendencia, y que nadie lo haya percibido es una señal de que el test fue un éxito. Esa es al menos la lectura que hacían anoche algunos de los involucrados directamente en la iniciativa. El IPv6 World Day (así se denominó la jornada), en el que participaron muchos de los gigantes de la Web, se llevó a cabo sin que se registraran problemas técnicos, y se considera que la prueba fue superada. “Aunque harán falta algunos días para tener evaluaciones precisas, la primera lectura es que las pruebas fueron muy exitosas”, le dijo al diario Clarín Carlos Martínez, a cargo de Investigación y Desarrollo del Registro de Direcciones de Internet Para América Latina y Caribe (Lacnic). Para conectarse a Internet, todos los equipos necesitan que se les asigne una dirección IP (especie de “chapa patente” única) que los identifique. Y ocurre que Internet creció tanto que se están por agotar las direcciones IP que puede asignar la actual norma técnica, la IPv4. El protocolo que se probó ayer, el IPv6, solucionará esto porque puede generar una cantidad inmensa de direcciones.
Como explica Pablo Yáñez, de la empresa Global Crossing, “ahora se espera que ambas tecnologías convivan por un buen tiempo hasta que se complete la mudanza hacia el nuevo protocolo”.
Al abrirse la posibilidad de que se multipliquen las direcciones IP (con IPv6 habrá una proporción de millones de direcciones por cada habitante del planeta), empieza a quedar despejado el camino hacia ese mundo imaginado por muchos tecnólogos, en el que casi cualquier dispositivo equipado con transistores podrá conectarse a Internet.
La forma que finalmente tendrá ese mundo dependerá de la imaginación de los inventores y de los intereses de los usuarios, pero en él un automóvil podría conectarse con la computadora del fabricante para reportar una falla sin intervención humana; o una heladera podría hacer un pedido al supermercado al detectar la falta de algún alimento. También se podría encender la luz de una casa, encender un lavarropas o controlar un sistema de calefacción, todo de forma remota, y por Internet.

 

Fuente:diarioelargentino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s